Uno de los productos más exportados desde nuestro país y reconocido en todos los países es nuestro querido jamón ibérico. Pero, ¿alguna vez te has preguntado cuál es el origen de la palabra jamón?

Así que hoy queremos remontarnos en la historia para conocer el origen etimológico de la palabra que define a nuestro producto preferido.

Pero para saber de dónde proviene la palabra, también hay que saber de dónde viene el producto, ya que, obviamente, van unidos el uno al otro. Y de esto tenemos más evidencias.

El cerdo siempre ha sido un animal que se ha desarrollado a lo largo y ancho de los países que rodean el Mediterráneo. Imperios como el griego o el romano ya dejaron vestigios de la utilización de este animal por las clases más pudientes como alimento o como ofrenda a los dioses.

Y ahí no quedamos para iniciar este viaje de la evolución de la palabra jamón. En Grecia podemos encontrar el origen de la palabra, muy diferente a la actual, obviamente, por la evolución del lenguaje.

Nos remontamos en el tiempo

pata-de-jamon-origen-palabra-jamon-blog-ibericos-brisaEn la Grecia clásica acuñaban el término Kampé, como palabra para designar a la curvatura o articulación curvada de un miembro. Ya fuera la pierna de una persona o el corvejón de un animal, esta palabra era la encargada de poner nombre a lo que hoy en día conocemos como pierna o pata, según el animal.

El tiempo fue pasando y llegamos a la Roma imperial, que fue la que acuñó un nuevo término para designar a la pata o pierna. En este caso la palabra elegida fue camba. En el latín vulgar se utilizaba este término, al igual que en el griego para designar a la pata del animal o a la pierna de la persona, indistintamente.

Seguimos avanzando en el tiempo, y el latín se fue ramificando en diversas lenguas, llamadas lenguas romances. Por supuesto la palabra camba fue evolucionando y sufrió cambios, como todo. El término camba cambió y se convirtió en la voz fonética gamba.

Para los más aficionados al fútbol, este término sí que lo pueden asociar a más a términos modernos, ya que, en italiano, la palabra gamba significa pierna, muy usada en las retransmisiones de los partidos del país transalpino.

Dato curioso: De esta palabra viene la expresión “meter la gamba”, dicho coloquial referido a meter la pata o equivocarse.

Eso sí, esta palabra nada tiene que ver con un animalito que también hace las delicias de los comensales, la gamba, también producida en nuestro país, y de una calidad excelente.

Nos vamos acercando

Y con estos datos pasamos a la siguiente gran evolución que sufrió la palabra a lo largo de la historia, y esta la podemos encontrar aproximadamente sobre el año 1080. En este caso la palabra había evolucionado para convertirse en la palabra jambe

Jambe como sinónimo de pata o pierna en el francés romance que nos fue exportado por medio del comercio con el país vecino y que allí se usaba de forma extendida.

Y de aquí volvemos a realizar un salto en el tiempo, aunque no tan extenso como el anterior, y nos detenemos en el siglo XIII, para ver como la palabra jambe cambió y se convirtió en la palabra jambon. De esta ya constan escritos de la época donde aparece haciendo referencia al jamón.

Esta palabra ya nos resulta mucho más familiar, ¿verdad? Este es el último paso antes de que la palabra apareciese escrita por primera vez tal y como la conocemos hoy en día. Y esto fue, aproximadamente en el año 1335.

Y es que los castellanos en esa época no utilizaban esa palabra para designar al jamón, sino que en su lugar utilizábamos otro término. En nuestra península el término era pernil.

Antes lo llamábamos pernil

Este término pernil se denominaba para referirse a la pieza completa del jamón. Proviene del latín, también, y su significado es: parte comestible del muslo del animal.

Esta palabra, pernil, se ha seguido usando a lo largo del tiempo, y puedes comprobar como muchos escritos, hasta hoy en día, continúan usándola para referirse a nuestro querido jamón, ya sea ibérico o serrano.

Incluso en zonas de nuestra península, como es en Cataluña, la palabra pernil, sigue siendo la encargada de referirse a la pata de cerdo cuprosciuttorada, es decir, al jamón.

La palabra jamón generalizó su uso realmente a lo largo del siglo XVI, sobre todo por el peso de la influencia francesa en gastronomía, y que consiguió hacer a un lado el término pernil.

De hecho, esa influencia la podemos ver también en la deformación de ese vocablo, jambe, y transformase en jamba, que es la parte lateral de la una puerta o ventana. 

Pero no queremos quedarnos solo en la evolución de la palabra jamón en España, ya que países tan cercanos como Portugal o Italia, con los que compartimos además de historia, e incluso territorio, la evolución lingüística del latín, tiene términos diferentes para hablar de la pata de cerdo curado.

Por su parte, Portugal lo denomina presunto, mientras que en Italia la palabra para referirse al jamón es prosciutto. Ambas comparten la misma raíz latina, que se encuentra en el verbo prosciugare, que se puede traducir como secar bien.

Como ves, a pesar de compartir historia, origen de la lengua y algunas costumbres, este vocablo “saltó” por nuestro país para que tuvieran una evolución muy parecida en Italia y Portugal.

Este es un ejemplo de la riqueza del lenguaje en evolución constante a lo largo del tiempo, y qué curiosidades podemos encontrar a lo largo de la historia, que son muchos más.

Igual que la riqueza, pero de sabor y de calidad de los productos que puedes obtener en la página web de ibéricos Brisa.

¿Quieres comprobar su evolución hasta el estupendo producto que es hoy en día? Pues no olvides visitar nuestra tienda on-line y comprobar como la tradición y el buen saber hacer conviven hoy en día.

Últimas publicaciones

El jamón y tu cuerpo

El jamón y tu cuerpo

Cuando ponen un plato de lonchas de jamón delante de ti, tus sentidos transmiten multitud de sensaciones a tu cerebro, pero al degustarlo, las reacciones que se provocan en él, nos hace sentirnos mejor y más felices. Leer más
De cañas con jamón ibérico

De cañas con jamón ibérico

Se empieza a notar la llegada del calor, suben las temperaturas, los días son más largos y seguro que te encanta tomar una caña en una terraza. Y de tapa, jamón ibérico. Leer más
El etiquetado del jamón ibérico

El etiquetado del jamón ibérico

Hace ya unos años, concretamente en el 2014, fue cuando entró en vigor la actual ley de etiquetados en los productos ibéricos, y más concretamente del jamón ibérico. Leer más

Share this post

Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido al comparador