El pan y los ibéricos

Las combinaciones para acompañar a nuestros queridos ibéricos son muchas, ya lo hemos podido ver en otros post de este blog, pero hoy os traemos a su compañero por excelencia, el pan.

Para poder degustar cualquiera de nuestros ibéricos, ya sea el chorizo, el salchichón, el lomo, las paletas o el rey de todos ellos, el jamón, siempre nos viene a la cabeza un pedazo de pan, de cualquier tipo.

Puede ser tostado, en rebanadas, cortado o un simple pellizco, el poder mezclar el pan con el sabor de cualquiera de los ibéricos es algo que siempre nos ha acompañado.

El pan y los embutidos

¿Quién no ha tenido el gusto de comerse un bocadillo de cualquier variedad de ibéricos? Acompañan en las salidas al campo, en celebraciones, meriendas o como sustituto rápido a cualquier comida.

Y no solo se trata del ibérico que vayamos a degustar, sino también dependiendo del tipo de pan que vamos a utilizar para acompañarlos, existen muchas variedades de ingredientes que permitirán que podamos extraer todas las cualidades de nuestros ibéricos.

Para los embutidos, normalmente utilizamos el mismo tipo de pan, con una miga ligera, pero que pueda absorber todo el jugo que sueltan los embutidos cuando reciben calor. Y es que esa miga de pan bien untadita del sudor del ibérico, es todo un manjar.

O cuando tienes un embutido como el chorizo echo a la parrilla o frito ¿quién puede decir que no ha mojado el pan en la salsa que queda en el plato?

Como puedes ver es un gran compañero en cualquier situación, cuantas veces nos ha sacado del apuro en una merienda para los niños, cuando no hay tiempo de cocinar o cuando no comemos en casa.

El pan y el jamón ibérico

variedad-pan-blog-brisaPero hoy queremos poner más el foco sobre los diferentes tipos de panes que pueden acompañar a nuestro querido jamón ibérico.

Y es que no todos los panes van a ser la mejor opción y van a poder acompañar y sacar todo el partido a las cualidades organolépticas del jamón ibérico.

En cualquier evento en los que se disponga de un buen catering, no puede faltar un buen jamón ibérico, y para acompañarlo, el tipo de pan que solemos encontrarnos, son los picos o las regañás.

Este tipo de pan, al ser de bocado, con su textura y sabor, y, sobre todo, por ser tan crujiente, acompaña perfectamente a cada loncha de jamón recién cortada. Nos permite seguir paladeando el sabor que nos ha dejado el jamón ibérico.

La cualidad de permitirnos disfrutar todo el sabor del jamón ibérico, pero limpiando el paladar para el siguiente bocado, es una de las características que hacen del pan, como uno de los mejores acompañantes.

Pero éste es solo uno de los tipos de los diferentes tipos de pan que podemos encontrar en el mercado. Tenemos la posibilidad de elegir entre una gran variedad de ingredientes, texturas y sabores.

El mejor pan para acompañar al jamón

Por supuesto, esta pequeña selección de diferentes tipos de panes que os vamos a comentar, viene encabezada por el pan por excelencia, que hasta ahora, era la mejor y casi única opción que encontrábamos en el mercado.

Estamos hablando de la barra de pan. La barra de toda la vida, la que bajabas a comprar cuando tus padres te mandaban bajar a por ella.

Una barra de pan, con una corteza crujiente y una miga blanda, blanca y esponjosa, que acompaña perfectamente a prácticamente cualquier comida.

Entre ellos, los ibéricos y es la mejor opción a la hora de realizar los mejores bocadillos.

Normalmente este pan está hecho con harina de trigo, levadura, agua y sal, no tiene más misterio, una barra de pan blanco tan apreciada en cualquier hogar.

La baguette es otro de los panes que pueden hacer una gran compañía a unas buenas lonchas de jamón ibérico.

En realidad, es igual que la barra de pan, pero más estrecha y alargada, con las mismas características que nuestra querida barra. Y es que la baguette proviene de nuestros vecinos franceses, que significa largo.

Corteza muy crujiente, miga blanda y textura muy ligera, que la convierten en un estupendo acompañante a nuestro jamón ibérico.

También realizada con harina de trigo, levadura, agua y sal, se ha convertido en uno de los habituales de nuestra mesa cuando no hay barras de pan en nuestra panadería. Si es que llega a casa, porque ¿Quién no ha ido dándole pellizcos hasta que la ponemos en la mesa?

barras-de-pan-blog-brisaPasamos a ver algunos panes menos comunes en nuestras mesas, por lo menos en algunas localidades.

Comenzamos con el pan rústico o las hogazas de pueblo, denominado así al pan que se ha realizado en los pueblos de nuestra geografía a lo ancho y largo de la península.

Este tipo de pan se elabora con diferentes tipos de harinas, menos refinadas, e incluso se mezclan, como las harinas de cebada y trigo, dando como resultado unos panes con una textura más crujiente en su parte externa, siendo más denso en su miga.

Tienen una característica propia, y es que suelen aguantar bien más de un día, aunque pierdan el crujiente de su corteza.

Es perfecto para hacer tostas al día siguiente, su consistencia y sabor le permiten dar un toque especial a un buen desayuno con jamón ibérico.

Otro pan al que nos gustaría hacer referencia, es el pan de cristal. Se trata de un pan con una corteza muy fina, pero también muy crujiente, y una miga con mucho aire, muy alveolada.

Es un pan muy ligero, que, acompañando a cada bocado de jamón, aporta un toque crujiente, manteniendo todo el sabor del jamón.

Siguiendo con este tipo de panes, nos encontramos con el pan de chapata, uno de los mejores junto con la barra para hacer bocadillos.

Con una corteza crujiente, una miga suave, aporta un gran equilibrio al porcentaje de sal, siendo otro gran compañero de nuestro querido jamón ibérico.

Otro pan realizado con harina de trigo, levadura y una cantidad diferente de sal a otras elaboraciones.

Pasemos a ver algunos panes, menos conocidos, pero igual de buenos para disfrutar de todo el sabor del jamón ibérico.

Últimamente se han puesto muy de moda el pan realizado con cereales diferentes a los usados siempre, o mezclando varios de ellos.

Tenemos por ejemplo el pan de cereales, un pan que se lleva realizando desde hace mucho tiempo, pero con el auge de cierto tipo de productos, han elevado su demanda.

A partir de aquí ya nos iríamos a panes que han ido apareciendo cada vez más en el mercado y que son menos comunes.

Tenemos el pan de centeno, que se lleva consumiendo desde hace mucho tiempo, y vuelve a estar en auge. 

Con un característico color más oscuro y un sabor más intenso, es estupendo sobre todo con productos ahumados, siendo mejor para los embutidos ibéricos.

Estos son algunos de los muchos panes que podemos encontrar en nuestras panaderías o grandes superficies, con los que podemos combinar perfectamente nuestros ibéricos.

Y es que, a nuestros jamones ibéricos, como los que puedes encontrar aquí, ¿qué pan es el que mejor combina? Esperamos vuestras respuestas.

Últimas publicaciones

El jamón y tu cuerpo

El jamón y tu cuerpo

Cuando ponen un plato de lonchas de jamón delante de ti, tus sentidos transmiten multitud de sensaciones a tu cerebro, pero al degustarlo, las reacciones que se provocan en él, nos hace sentirnos mejor y más felices. Leer más
De cañas con jamón ibérico

De cañas con jamón ibérico

Se empieza a notar la llegada del calor, suben las temperaturas, los días son más largos y seguro que te encanta tomar una caña en una terraza. Y de tapa, jamón ibérico. Leer más
El etiquetado del jamón ibérico

El etiquetado del jamón ibérico

Hace ya unos años, concretamente en el 2014, fue cuando entró en vigor la actual ley de etiquetados en los productos ibéricos, y más concretamente del jamón ibérico. Leer más

Share this post

Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido al comparador