El jamón y tu cuerpo

Cuando ponen un plato de lonchas de jamón delante de ti, tus sentidos transmiten multitud de sensaciones a tu cerebro, pero al degustarlo, las reacciones que se provocan en él, nos hace sentirnos mejor y más felices.

El tipo de reacciones que el jamón provoca en nuestros sentidos ya lo hemos ido viendo en entradas anteriores de nuestro blog, clasificando cómo reacciona nuestro cuerpo según el sentido que lo detecte.

Así que hoy queremos ver cómo reacciona tu cerebro cuando le llega toda la información que recogen nuestros sentidos, cómo la procesa y qué tipo de actividad se genera en él. Mejoran tu estado de ánimo, tu inteligencia, evitan la somnolencia e incluso puede aumentar tu deseo sexual.

Vamos a repasar cómo el jamón contribuye a que nuestro cerebro reaccione de esta manera cuando consumimos unas estupendas lonchas.

El jamón como fuente de salud

insomnio-blog-ibericos-brisaYa sabéis que al cerdo se le ha llegado a denominar “olivo con patas” por la cantidad de ácido oleico que contienen productos como el jamón, por lo que tiene casi los mismos beneficios del aceite de oliva.

También es una fuente de hierro, fundamental para combatir enfermedades como la anemia, y no olvidarnos del aporte de minerales que ingerimos con las lonchas de jamón, como son el selenio, el zinc, el fósforo y el magnesio. 

Y por supuesto las cantidades de vitaminas, como la vitamina B, o de la ayuda que nos da para reducir el colesterol LDL, que es el que no nos sienta nada bien, y aumentar el colesterol HDL, que es el que tiene ácido oleico y que tanto le gusta a nuestro cuerpo.

O como la vitamina E, también muy presente en el jamón, una vitamina con un efecto antioxidante, a la que se le denominan la vitamina antienvejecimiento. Su alta cantidad de polifenoles actúan como antioxidantes, como ya te hemos contado antes, pero también como antiinflamatorios a nivel vascular.

El jamón nos ayuda a evitar la osteoporosis gracias al hierro que nos aporta, además de todo el calcio que le viene genial a nuestros huesos, disminuyendo el cansancio y protegiéndonos de la pérdida de masa ósea.

Como fuente de proteínas, concretamente en aminoácidos y péptidos, son rápidamente absorbidos por las células, para alimentar nuestros músculos, además de ser un elemento saciante.

Y para evitar la acumulación de ácidos grasos, la L-carnitina presente en el jamón, aproximadamente unos 42 miligramos, contribuyendo a tu salud cardiovascular. O la mejora del sistema inmunitario gracias al selenio.

Quizás el mayor inconveniente que podemos encontrar en el jamón, será su contenido en sal, sobre todo antiguamente, cuando los controles en la curación no eran tan estrictos como ahora y por lo tanto la cantidad de sal que podemos encontrar cada pieza no se acerca a esos niveles que tenía antaño.

Obviamente, todos estos beneficios dependen de la cantidad consumida, realizando la ingesta siempre con moderación.

Tu cerebro reacciona al jamón

depesion-blog-ibericos-brisa

Está claro que tu cerebro reacciona a la vista, el olfato y por supuesto al gusto, hasta el punto de ser uno de los alimentos que tiene un sabor propio, el sabor umami, que también puedes encontrar en otros alimentos como el tomate.

Todos los sentidos envían señales al cerebro, ya sea con el jamón o con cualquier otro alimento, pero no nos queremos centrar en este tipo de reacciones, sino las que provoca el jamón una vez consumido.

El jamón es alimento para el cerebro además de conseguir mejorar nuestro estado de ánimo, ya que mejora la actividad neuronal. Así mantiene a nuestro cerebro ejercitado y preparado para reaccionar rápido.

La acumulación de estrés y ansiedad en los días que vivimos hoy en día son una de las enfermedades más extendidas en nuestra sociedad. Gracias a unas lonchas de jamón conseguirás reducirlo.

¿Y cómo lo consigue el jamón? Gracias al triptófano, que es un antidepresivo natural que tiene un efecto calmante en el sistema nervioso. Y no solo eso, el triptófano, que es un aminoácido esencial, ayuda a la sintetización de la serotonina, que regula el estado anímico.

El triptófano suele ayudar en enfermedades relacionadas con la depresión, y que suelen tener muy niveles muy bajos de este aminoácido.

Al mejorar el estado de ánimo, y tener un efecto relajante, también ayuda a combatir el insomnio, es decir que nos ayuda a dormir. Así que ya sabes, si una noche no puedes dormir, una loncha de jamón ibérico puede ayudarte a conciliar el sueño.

Además, calma la ansiedad y el estrés, así que, en algunos tipos de dietas, se recomienda el consumo, lógicamente pautado y moderado de unas lonchas de jamón, para intentar evitar esa ansiedad en los momentos más duros de la dieta, evitando así que puedas caer en la tentación de consumir hidratos de carbono o azúcar para calmarte.

Aunque no solo el triptófano es el encargado de ayudarte a superar el estrés y la depresión, también la vitamina B1 te ayuda a combatir estos estados de ánimo.

Así que ya sabes, si te encuentra con el ánimo un poco bajo, la mejor manera de subir de nuevo ese ánimo es disfrutar de unas lonchas de un buen jamón, sobre todo si es ibérico, como el que puedes encontrar en nuestra web.

Si además lo consumes rodeado de tu gente, con la que mejor te encuentras, seguro que todos disfrutáis de un gran producto y pasáis un muy buen rato, mejorando tanto tu salud mental y tú pasarás grandes momentos.

Últimas publicaciones

El jamón y tu cuerpo

El jamón y tu cuerpo

Cuando ponen un plato de lonchas de jamón delante de ti, tus sentidos transmiten multitud de sensaciones a tu cerebro, pero al degustarlo, las reacciones que se provocan en él, nos hace sentirnos mejor y más felices. Leer más
De cañas con jamón ibérico

De cañas con jamón ibérico

Se empieza a notar la llegada del calor, suben las temperaturas, los días son más largos y seguro que te encanta tomar una caña en una terraza. Y de tapa, jamón ibérico. Leer más
El etiquetado del jamón ibérico

El etiquetado del jamón ibérico

Hace ya unos años, concretamente en el 2014, fue cuando entró en vigor la actual ley de etiquetados en los productos ibéricos, y más concretamente del jamón ibérico. Leer más

Share this post

Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido al comparador